Tuve la suerte de registrar este matrimonio porque conocía a la hermana del Feli de la U, no nos veíamos hace ene y fue loco y impresionantemente enternecedor conocer a su familia y estar inserta en esta celebración donde lo único que abundaba era la alegría genuina, el humor, la emoción y la fortaleza de llevar todo a cabo a pesar de haber vivido como familia un golpe durísimo cerca de la fecha.

Cuando me fui a mi casa después de este día nadie me quitaba la sonrisa de la cara. Me di cuenta que a través de mi trabajo no solo podía disfrutar, si no aprender de estar rodeada otras familias por unas horas, recibir inspiración pa la vida, de que es una y que el dolor te fortalece y seguir para delante con la mejor de las actitudes.

Gracias Geral y Feli, su matrimonio fue único, sin pretenciones ni cosas de más, fue puro amor, humor y felicidad que brillaba a la vista de todos los que tuvimos la suerte de estar ahí.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *